El Calafate y Ushuaia reclaman por la conectividad aérea

Los intendentes Javier Belloni y Walter Vuoto criticaron al Gobierno nacional por la escasa conectividad y el costo de los pasajes impuestos por Aerolíneas Argentinas. Sacarán una solicitada conjunta.

En la mañana de hoy lunes, el  intendente de El Calafate Javier Belloni recibió a su par de Ushuaia, Walter Vuoto para abordar en conjunto el reclamo por el costo de los tickets aéreos y la escasa cantidad de frecuencias que ofrece Aerolíneas Argentinas para ambos destinos.

Los jefes comunales trabajaron en la confección de una solicitada en la que reclaman a Presidencia de la Nación, la Secretaría de Turismo de esa órbita, y la aerolínea de bandera que revisen las medidas adoptadas, y “se proyecte una política clara, previsible, sustentable y equitativa en materia turística”, afirma el texto.

Los intendentes coincidieron en que la política aerocomercial desplegada por Aerolíneas Argentinas e impulsada desde Nación a través de la Secretaría de Turismo resulta “discriminatoria”, en cuánto que se han reducido frecuencias hacia ambos destinos, del mismo modo que con el denominado “cruce”, que conecta Ushuaia con El Calafate.

Según datos de EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea)  fue la ruta interna (sin pasar por Buenos Aires) con mayor demanda en la temporada 2017-2018, secundada por el tramo Córdoba-Mendoza.

Otro reclamo es de las tarifas impuestas a los tickets aéreos de la aerolínea de bandera. Como informó Ahora Calafate en base a un relevamiento hecho por el equipo de la senadora Ana Ianni, el precio del vuelo (ida – vuelta) para el fin de semana largo del 16 al 19 de noviembre supera los $25.000, el triple de lo que cuesta un ticket a Río Gallegos y el doble que el valor del pasaje a Ushuaia.

Por su parte para viajar a la capital fueguina el costo será de unos $12.000, lo que supera el valor de un vuelo Buenos Aires-San Pablo.

Los intendentes consideran que este cúmulo de situaciones perjudica fuertemente a las dos ciudades, que forman parte del paquete turístico “Patagonia Fantástica” y como tal, son interdependientes.

En ese sentido, Vuoto y Belloni, coincidieron en que el invierno fue muy duro para las dos comunidades locales. El empresariado turístico sintió muy fuertemente la baja de la actividad por la desprogramación completa (por primera vez desde su instrumentación en 2009) del tramo El Calafate-Ushuaia.

La expectativa estaba puesta en una recuperación a partir de la primavera de este año, pero el nuevo esquema tarifario sumado a la escasez de frecuencias dio nuevamente por frustradas esas esperanzas.

Mientras la gran mayoría de los destinos del país incrementan la cantidad de asientos y frecuencias, en Ushuaia y El Calafate se está soportando una reducción sistemática de vuelos cada vez más aguda.

La definición de los intendentes quedará manifiesta en una solicitada que será publicada en medios de tirada nacional, con el objetivo de visibilizar un conflicto que fue sistemáticamente ignorado por las autoridades intervinientes. (DPM – Ahora Calafate)

Fuente: Ahora Calafate