Junín de los Andes, mucho más que pesca

Emplazada en la región cordillerana, la ciudad ofrece excursiones a caballo y por el agua, turismo religioso y deportes de aventura.

Esta ciudad recostada a orillas del río Chimehuín y a 60 kilómetros del mítico volcán Lanín es ideal para el descanso y es centro de distribución para varios de los más bellos circuitos de esta región cordillerana y el Parque Nacional Lanín.

Desde pesca con mosca, las excursiones a diferentes ríos y lagos, las cabalgatas, las visitas al Santuario Nuestra Señora de las Nieves y Parque Vía Christi, las flotadas, el rafting y la venta de artesanías, son opciones que Junín de los Andes ofrece al visitante, orgullosa a la vez de su estilo pueblerino.

El atractivo principal, y sin duda por el que Junín se ha hecho famoso, es la pesca con mosca en los ríos Chimehuín y Malleo, visitados por turistas argentinos y, en especial, por los extranjeros que pescan en contraestación.

El spinning también está permitido en estos ríos, a excepción de la Boca del Chimehuín. Los permisos de pesca tienen un costo diario de 60 pesos, semanal de $ 120 y temporada por $ 240. También se pueden contratar los servicios de guías profesionales, directamente desde la Oficina de Turismo, de 8 a 21 todos los días.

Los campings situados a orillas de los lagos cercanos a Junín de los Andes son las opciones preferidas por el turista. Hay campings agrestes, que sólo cuentan con parcela de acampe y fogones con un costo desde 30 pesos, y hay campings organizados, que poseen sanitarios, duchas, parrillas y proveeduría. En este último caso, las tarifas varían entre los 50 y 100 pesos por persona y por día. Bahía Cañicul, Raquithue, Lafquen Co y Piedra Mala, ubicados en el Lago Huechulafquen, son los más elegidos. Hay servicio de transporte desde Junín de los Andes, con un costo de $ 57,50, mientras que la entrada al Parque Nacional Lanín tiene una tarifa de 35 por persona.

Fuente: Diario Río Negro